Páginas

VICTORIA

Sí, quizás este post es bastante predecible pero me apetecía resumir el trabajo de esta mujer tan polifacética. Vicky Martin Berrocal, la misma que no deja de sorprendernos se ha hecho un hueco en el mundo de la moda flamenca, y aunque sus diseños ocupan más la pasarela que las aceras, esta huelvana siempre da que hablar. Hoy resumimos su trayectoria, sus mejores trabajos y sus varias apariciones en revistas de moda, siempre acompañada de sus diseños...

Nacida en la provincia de Huelva un 11 de marzo de 1973, Vicky es hija del fallecido empresario José Luis Martín Berrocal, empresario taurino multimillonario propietario de la ganadería El Toril y dueño, entre otras muchas propiedades, de la línea de autobuses La Sepulvedana. La popularidad de Victoria creció después de su matrimonio con el torero Manuel Díaz González en el año 1997. Educada desde muy joven en los mejores colegios y academias, entre Madrid y Suiza, hasta licenciarse en Márketing y Ciencias Empresariales. Su boda con el diestro fue toda una fiesta en Sevilla. Ocurrió el 24 de octubre de 1997, en la iglesia de El Salvador. Ese día, como ha declarado años después la propia Vicky, cumplió su gran sueño: "Mi sueño era enamorarme, casarme y que mi padre estuviera conmigo ese día y lo cumplí". El torero y la empresaria tuvieron una hija, Alba. Sin embargo, el amor que la pareja se profesaba dejó de brillar un año después. Vicky se volcó en la creación de una firma de moda, años más tarde crearía su primera colección flamenca: Al alba.
Y como la faceta de blogger está muy extendida, hace unos años Vicky se apuntó al carro y cuenta todas sus peripecias para la revista Elle. A Solas con Vicky es un espacio donde conoceréis sus salidas, sus trucos de belleza y un poco más de ella en general, además de estar al día en todas las novedades referentes a su marca...
Yo no quería hablar de los amores de Vicky, ni de sus escándalos mediáticos, tampoco de su colaboración en programas de televisión de dudosa calidad... Yo quería hablar de la moda flamenca que Vicky representa, del papel que juega en ella hoy en día y de la expectación que genera. Esto si es una realidad, por ello quería tener este post sobre ti Vicky, por todo lo que estás aportando a la creación flamenca. Porque cada vez que apareces en alguna revista vestida con un traje de flamenca, esa imagen da la vuelta al mundo.


Aunque dice estar muy bien en su tienda de Manuel Seurot 21, Vicky ha confesado que está buscando rinconcito en el centro para su nueva tienda flamenca... A mi me gusta mucho tu trabajo Victoria, tus diseños y la actitud de tus modelos, sólo tengo un pero que ponerte: No son trajes para ir a la Feria, y aunque tu me dijeras: Sí, lo son, sabemos que de treinta diseños te puedes ir a la feria con dos o tres....


El último gran sueño de Vicky fue su colección de novias, maravillosa...



La moda flamenca, al igual que el resto de las modas debe venderse. Esto es algo que va para todos los diseñadores. Los diseños deben de pasearse, fin para el que fueron creados. Está muy bien sacarlos en las revistas o que te posen algunas modelos para cualquier editorial barato. Por eso quiero lanzar una pregunta, ¿Deberían los diseñadores pensarse los precios de los trajes de flamenca? ¿Crees qui si éstos precios cayeran se podría ver más diseño en nuestras ferias?
El diseño cuesta dinero, lo sabemos. La exclusividad se paga, también los sabemos, pero estamos hablando de precios realmente ridículos para un diseño flamenco. Quiero vuestras opiniones flamencas! Por aquí, por facebook o por twitter....

1 comentario:

Cathaysa dijo...

Yo creo que el traje de flamenca no está pagado. Es un proceso muy largo desde que se piensa el modelo hasta que se termina planchando. Normalmente los diseñadores importantes tienen precios altos porque dedican bastante tiempo a meditar qué es lo que el cliente deseea. Y esa creatividad nadie lo valora.
Cambiando de asunto, he subido a mi blog un vestido hecho por mí y me gustaría que me dieras tu opinión y con qué complementos lo usarías.
blogcatart.blogspot.com